Este blog cambiará tu vida

Ese obscuro objeto del deseo

Esta semana en cartelera es posible encontrar todavía Let The Right One In, película sueca que explora el género vampírico con una maestría aterradora e inteligencia fuera de lo común. Hace un mes aproximadamente nos reíamos del torpe intento de trama que se encuentra en una película como Twilight (Vease HDF#1, Enero 2009). Pues bien, si en Twilight tenemos un pastiche barato, off the book y mal logrado de lo que es probablemente el tema-personaje mercadotécnicamente más rentable (si si, vampiros que no matan, o duermen, no son afectados por la luz del sol, juegan vampire scrabble y se prestan para tanta carrilla que es so very HDF´s last issue), en Let The Right One In tenemos una recuperación sensible y delibera del vampiro clásico; armada de una manera sumamente original (para ser un tema tan gastado) y tan efectiva que (literalmente) te cagas en los pantalones.

Pongamos un ejemplo, el mañoso de Jan McDaniels nos hablaba de su interes explicito por jovenes de 17 años (y ya horrorizaba a varios), Edward Cullen ni chupaba sangre ni tenía relaciones por ser mormón; por otro lado, en Dejame entrar (traducción al español de la cinta) la idea de la sexualidad permea constantemente el mundo de dos niños (Oskar y Eli) que a sus 12 años comienzan a explorarla juntos; con la tragedía de que sólo uno de ellos llegará a desarrollarse propiamente (Elí es un vampiro y se encuentra atrapada en un cuerpo que tendrá por siempre 12 años; mismo por lo que es incapaz de darse cuenta de las necesidades crecientes y cambiantes de sus alguna vez compañeros de juego: enamorados por siempre de ella y condenados a su mutabilidad y al tiempo.) Una de las escenas más escalofríantes es sin duda cuando la pequeña Eli (bella como ella sola y escalofríante como el alto índice de pedófilos contemplativos que escriben en este blog) se avalanza a beber sangre del piso y es retratada como una mujer vieja. Esta imagen nos hace reconsiderar la relación con su aparente padre (un hombre tímido, frustrado, enamorado, quizá en algun momento arrepentido) quien perfectamente pudo ser un niño como Oskar en algún momento y es ahora un hombre mayor, sumamente insatisfecho de su relación con Eli, ya que ella es incapaz de darle lo que necesita, y al mismo tiempo completamente prendado de ésta.

No quiero arruinarles más, pero les prometo que es scary out of this world. Tiene de todo un poco: muertes sangrientas como deben ser, buena música, un clima nórdico que nos llena de nostalgia y melancolía inevitablemente, violencia psicologíca, niños locos, serial killers… como dije, TODO. Los dejará intranquilos el resto de la semana (O quien sabe, quizá el resto de sus vidas). Así que no se la pierdan, vayan a verla antes de que la quiten de cartelera. Después de todo, uno nunca sabe este tipo de filmes cuanto vayan a durar. Si no les gusta, y me saben dar razones chidas (y no cristianas ni mojigatas de porqué) Ricky Boring les regresa su dinero.

Posted by Scary Ricky Boo-ring. Veanla, neta veanla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s